Las danzas indígenas se encuentran ligadas a los rituales o las creencias y forman parte del acervo cultural de los pueblos étnicos porque es posible observar en ellas una gran cantidad de simbolismos estéticos y teológicos.

Las primeras películas que fueron proyectadas en ciudad de Panamá a finales del siglo XIX y principios del XX, se exhibieron en carpas apuntaladas en espacios públicos, en algunas residencias privadas, clubes y colegios.

Sin duda, la danza más representativa de las tradiciones del istmo es el Tamborito. De influenciaespañola y representado de forma muy particular en cada una de las provincias, pero con un arraigo especial en la provincia de Los Santos.

En Panamá encontrará un cúmulo de sorpresas en la esquina y en el momento menos sospechado. Un legado traído por los conquistadores es el traje típico de las mujeres conocido como “La Pollera” uno de los más elaborados y lindos del mundo.

Una bebida refrescante y bien típica de Panamá es el Raspao de venta en carretillas ambulantes por la ciudad. Se trata de hielo triturado al cual le echan el sabor de su antojo, ya sea fresa, uva, naranja, limón y hasta maracuyá, con un toque final de leche condensada y miel de caña. Es la bebida ideal para ese momento del día que hace mucho calor.