El Canal de Panamá es el sitio más visitado por los turistas de todas partes del mundo. Esta gran obra de ingeniería de todos los tiempos que ha llevado el nombre de Panamá a todos los confines del mundo, está localizado a unos veinte minutos del centro de la ciudad. Una visita a las esclusas de Miraflores le permitirá contemplar el paso de los barcos por la famosa vía acuática, visitar el Museo del Canal, mirar un documental informativo, y si lo desea, comer mirando esta maravilla en funcionamiento. Para quienes tienen más tiempo, la travesía por el Canal a bordo de naves dedicadas a esta actividad se convierte en una experiencia inolvidable.
Para quienes buscan experiencias relacionadas con el intercambio cultural o el contacto con la naturaleza, la ciudad de Panamá también se muestra generosa. En su periferia, a pocos minutos del centro, hay parques naturales con grandes extensiones de selva virgen, que ofrecen al aventurero una caminata a través de la espesa jungla tropical, con opciones de visita a algunas comunidades indígenas que aún ocupan parte de sus territorios originarios. Allí se puede contemplar sus modos de vida autóctonos y sus expresiones folklóricas.

Lineth Márquez es una pintora panameña que logró exponer sus obras en Nueva York gracias a Artelista. Hoy es la protagonista de la sección "Desde mi taller".

Cada sitio en Panamá tiene su lugar especial, cada rincón de este país ofrece sitios con extraordinaria belleza, como lo es El Chorro en la población de La Chorrera, ciudad vecina de la capital, donde hay una caída de agua de 30 metros que domina el lugar y que le da el nombre a la ciudad.

Lo ecológico también se une al turismo, y es que en Panamá existen 101 fincas agroturisticas certificadas, donde los visitantes que buscan disfrutar la belleza natural de la zona rural del país, experimentan a su vez lo que se siente al trabajar la tierra, colaborando en la cosecha de frutos o alimentando al ganado.