Centro del continente, centro de reuniones

La historia ha definido a Panamá como un lugar de encuentros y reuniones. Ya en tiempos precolombinos, el istmo de Panamá fue lugar de encuentro de los grupos indígenas. Durante la época colonial se celebraban las Ferias de Portobelo, eventos que duraban hasta cuarenta días y reunían decenas de miles de comerciantes en la costa del Caribe. Hoy, la vocación del país como lugar de reuniones continúa vigente, por lo que existen en el país varios centros de convenciones y múltiples facilidades para la organización de reuniones y eventos masivos.