De Sombreros Pintaos a itinerarios históricos, nuevas rutas para adentrarse en el Panamá más auténtico

Las propuestas turísticas persiguen descubrir los lugares que recorrió el conquistador Núñez de Balboa y dar a conocer la artesanía rural. 

Ciudad de Panamá, 29 de julio de 2013.- Panamá promueve itinerarios turísticos para dar a conocer las áreas rurales y los paisajes más selváticos y desconocidos del país. Seguir los pasos de Vasco Núñez de Balboa, descubridor del Océano Pacífico, o adentrarse en la artesanía y cultura de los territorios del interior constituyen las nuevas opciones turísticas del destino latinoamericano.

 Recorrido por la Artesanía y Cultura rural

La Ruta del Sombrero Pintao transcurre por la provincia de Cloclé, acercando la artesanía, la cultura y la gastronomía del territorio a turistas y visitantes. Impulsada por la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), tiene como protagonista y elemento común el sombrero pintao, de confección completamente artesanal y elaborado con fibras naturales de junco, bellota o pita. El color oscuro de las características bandas se obtiene a partir de la hojas de la planta chisná, que son hervidas junto a las fibras.

A partir de esta iniciativa promocional, los artesanos campesinos promueven las áreas rurales, los paisajes y el buen clima de la zona, y muestran el atractivo turístico a través de la artesanía y los productos agrícolas. Entre los diversos destinos del recorrido se encuentran las comunidades de Vaquilla, Pajonal y Membrillo, en las que se realizan también piezas de artesanía con la llamada piedra de jabón, única en Panamá, además de El Águila y Machuca. Estas comunidades están conectadas por una vía principal compuesta por diferentes pueblos en los que detenerse y adentrarse en su cultura rural.

Tras los pasos del descubridor del Océano Pacífico

Panamá permite un recorrido por la historia y la aventura a los apasionados de las expediciones y las emociones. En 1513, hace ahora 500 años, Vasco Núñez de Balboa descubrió el Mar del Sur al atravesar el Istmo de Panamá. El conocimiento del Océano Pacífico  dio una idea de la geografía del planeta e inauguraba una nueva etapa de comercio a escala global.

La presencia de Balboa se encuentra nada más llegar a  la ciudad de Panamá  y al navegar  por el Océano Pacífico  entre casi 200 islas paradisíacas que componen el archipiélago de Las Perlas, de gran riqueza marina. Sin embargo, para completar el recorrido por la región de El Darién es aconsejable ir acompañado por un guía profesional dado que se trata de unas de las selvas más impenetrables del planeta, sin senderos ni pasos transitados. La humedad y las altas temperaturas, junto con los insectos y la fauna  local   todavía son adversarios temibles  en este territorio en el que  todavía se encuentran tribus autóctonas, los Guna y los Emberá Wounan.

Fuente:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Foto: Andrés Villa