Historia de Panamá

La historia geológica de Panamá es relativamente reciente. Hace aproximadamente tres millones de años, una angosta franja de tierra emergió del mar como resultado de movimientos tectónicos y actividad volcánica. Este nuevo istmo separó las aguas del Caribe y del Pacífico, unió las masas continentales de América del Norte y el Sur, creó el Mar Caribe y la corriente del Golfo, transformó el clima mundial calentando las antes heladas costas europeas y dio origen a la sabana africana. También dio inicio a un masivo intercambio de la flora y fauna entre norte y sur, actuando como puente de vida que incluyó el paso de los humanos que poblaron todo el continente.

Desde entonces, la posición geográfica de Panamá ha jugado un rol estratégico, en todos los sentidos. La esbelta silueta del país mide tan sólo 80 kilómetros en su cintura más angosta, lo que permitió la construcción del primer ferrocarril transcontinental del mundo en 1855 y luego del Canal de Panamá, a principios del siglo veinte, que volvió a crear un nexo entre los océanos.

Ya desde antes, en el siglo XVI, España había convertido a Panamá en una vía de cruce entre los mares y en un centro comercial importante dentro de su imperio. Las riquezas provenientes del Pacífico Suramericano eran transportadas por barco hasta la ciudad de Panamá, y luego en recuas de mula hasta Nombre de Dios en un principio. Luego del ataque del corsario Francis Drake a Nombre de Dios, las autoridades deciden mudar la ciudad a un lugar con mejor protección y es cuando se mudan para Portobelo, convirtiéndose en un lugar muy codiciado por piratas y es así como en 1668 lo ataca Henry Morgan, dos años antes del ataque y saqueo efectuado a la ciudad de Panamá en el Pacífico.

Motivada por los aires de libertad de los países vecinos, Panamá se independiza de España en el mes de noviembre de 1821, para unirse a los países de la Gran Colombia, conformada por Colombia, Venezuela y Ecuador. Sin embargo, el deseo panameño de convertirse en una república libre y soberana la llevó a separarse de Colombia el 3 de noviembre de 1903.

En 1904 se inició la construcción del Canal de Panamá, considerada la octava maravilla del mundo, obra que terminó de consolidar la vocación del territorio como lugar de paso e intercambio. Hoy, Panamá es uno de los países con mayor desarrollo de Centroamérica, y uno de las naciones de América de mayor desarrollo económico y turístico. Con un sistema democrático sano y efectivo, es considerado como un país seguro, pacífico y próspero, a la vanguardia en muchos aspectos y con un gran dinamismo. Su economía está basada en los servicios que presta a través del turismo, el Canal de Panamá y el centro bancario internacional. Ofrece facilidades de primer mundo, como centros de llamadas internacionales, modernos centros comerciales, excelentes profesionales y técnicos.