Marca país: Panamá

Durante décadas Panamá ha promocionado su imagen a nivel internacional con el objetivo de captar inversionistas, turistas y visitantes en general. Es indudable que la percepción en el exterior ha estado marcada por el ícono del Canal de Panamá, que ha servido de medio para dar a conocer al mundo lo que es nuestro país y lo que ofrecemos.

En el ámbito turístico, se han utilizado logos y eslóganes que exceptuando el casi mítico “My Names is Panama” han dejado poca recordación, entre otras razones, porque su permanencia en el mercado ha sido limitada para luego ser cambiados por otros nuevos; en adición a que no ha sido tampoco la herramienta de los ministerios e instituciones que promueven Panamá. Es obvio que los países de la región competimos por la atención y captación de estos mercados y es allí donde el concepto de “marca país” juega un papel fundamental en el propósito de identificarnos y diferenciarnos de los demás con un logotipo y un eslogan que logre comunicar el mensaje de lo que somos; y a la vez, genere aceptación en los mercados objetivos para atraer inversiones turísticas y promover exportaciones. 

La marca país es hoy un nuevo mecanismo para potenciar las oportunidades comerciales, mejorar imagen, incrementar competitividad y por ende acelerar el desarrollo sostenible de un país en sus distintos proyectos como nación. A finales de 2012 Panamá lanzó al mundo su marca país, producto de un amplio estudio a nivel nacional e internacional y en un trabajo conjunto entre varias instituciones del Estado y sector privado se concluyó que: “Panama The Way”, o “Panamá El Camino”, se enmarca en lo que ha representado el Canal de Panamá a través de la historia hasta hoy y simboliza que somos el camino hacia el turismo, la inversión y promueve la idea de que lo que se hace en Panamá es exitoso. 

En el corto plazo, se estará divulgando por el mundo esta marca país, que esperamos sea utilizada por todas las instituciones del Estado e incluso por el sector privado y se convierta en elemento diferenciador que identifique nuestras fortalezas como país y genere los beneficios que arroja una marca auténtica, amigable y sutil y por supuesto que pueda permanecer en el tiempo como nuestra imagen a nivel mundial.