Panamá, un destino para la pesca deportiva

Panamá significa en lengua aborigen abundancia de peces y realmente este país  atrae a aficionados de pesca deportiva de todo el mundo. La nación centroamericana se ha posicionado como unos de los principales destinos para la práctica de esta actividad, que genera un gasto turístico anual de más de 135 millones de euros en alojamiento, alquiler de embarcaciones y actividades complementarias.

La gran diversidad de peces que nadan por las aguas del Atlántico y el Pacífico, donde se practica un estilo deportivo de captura y suelta, y el atractivo que presenta el Lago Gatún y el Canal de Panamá para los pescadores de agua dulce convierten a Panamá en un destino muy interesante  para la pesca.

Los espacios para la pesca en Panamá son Bahía Piña, el Archipiélago de Las Perlas, el Archipiélago de Coiba, el  Golfo de Chiriquí y la Península de Azuero en la costa del Pacífico, y el Volcán Reef,  Bocas del Toro  y el Escudo de Veraguas, en el Atlántico. Entre las especies marinas más populares destacan el pez merlín, el pez vela, el pez dorado o Mahi Mahi, el atún, el pargo o Snapper, el pez gallo, el Bojalá o Amber Jack y el Wahoo.

Bahía Piñas: ubicado en la costa del Pacífico del Darién, a 200 kilómetros  de la ciudad de Panamá, es el lugar por excelencia para la pesca y escenario de numerosas competiciones mundiales de pesca deportiva. Es aquí donde se encuentran  diferentes  clases de merlines, entre ellos el  merlín negro, los dorados y el  peleador pez gallo.

Archipiélago de Las Perlas: formado por cerca de 39 islas y 100 islotes y a tan solo 48 kilómetros de la ciudad de Panamá, la gran cantidad y diversidad de peces lo convierten en uno de los espacios de mayor atractivo para el ejercicio de pesca deportiva en el país. Las Perlas es además lugar de tránsito migratorio de especies marinas como delfines, ballenas, tortugas marinas y tiburones ballena.

Golfo de Chiriquí: en el extremo noroccidental de la provincia de Chiriquí, este territorio goza de pocas lluvias comparado con el resto del país además de poder observarse pingüinos galápagos en ciertas épocas del año. La presencia del merlín negro hace de esta zona un destino recomendado por los profesionales de la pesca deportiva.

Bocas del Toro: en la costa del Caribe, se trata de uno de los lugares turísticos más destacados en Panamá, con unas aguas muy apropiadas para la pesca deportiva. La riqueza paisajística del lugar, la gastronomía, el buceo y el relax en playas de arena blanca y aguas transparentes le confieren un especial atractivo.

Escudo de Veraguas: perteneciente a la provincia de Bocas del Toro y con una extensión de tan sólo 3 kilómetros, emerge este paraje solitario en medio del Caribe de complicado acceso y de orografía totalmente plana. La vida marina de sus aguas es muy rica y presenta bancos coralinos que sirven de refugio y hogar a gran cantidad de especies marinas además de espacio ideal para actividades como pesca deportiva, buceo o snorkeling.

Fuente: caribbeannewsdigital.com